Buscar en este blog

lunes, 11 de enero de 2010

Calibre su cámara digital

Si queremos que los colores de una toma fotográfica queden fielmente plasmados en una página web, impreso u otra salida fotográfica, es necesario que antes calibremos nuestra cámara digital. Platicamos con Enrique Arechavala Silva, Director de Estudio Enrique Arechavala S. C. y con 14 años dedicados a la fotografía digital, quien plantea algunas sugerencias sobre la calibración de colores en cámaras digitales para obtener fotografías tal como las capturamos.


El antes y el ahora
La calibración se inicia junto con la fotografía digital. Recordemos que en la fotografía análoga, las películas tenían una respuesta espectral ya conocida, aunada con el sistema de exposición de las cámaras. Estas películas se revelaban a determinados estándares con químicos y se tenían resultados muy predecibles. Las características de color de las películas variaban según la fabricación, existían para colores saturados y vibrantes de alta resolución como Kodak Chrome o más fríos como el Hexachrome.
Para la fabricación de películas fotográficas, cada empresa se basaba en la idea que tenía sobre la manera de capturar mejor la realidad y en su experiencia sobre los gustos de los fotógrafos. Las empresas proporcionaban tablas densitométricas sobre la respuesta espectral del sensor de la cámara y las características de revelado.
El revelado se dejaba en manos de laboratorios profesionales, que mantenían estándares internacionales para asegurar la mayor perfección en el color de la película. Este proceso facilitaba el trabajo del fotógrafo, quien compraba la película, tomaba sus imágenes y mandaba a revelar al laboratorio donde el escáner estaba calibrado a las características de impresión. ¿El resultado? Fotografías con los colores deseados.
El fotógrafo que existía en la época análoga, que leía tablas densitométricas y la respuesta de color del sensor, se ha perdido por completo. Actualmente, el fotógrafo es responsable de todo el proceso: la captura de la imagen, su revelado y la conversión de los colores para que sean impresos. No sólo se trata de calibrar la cámara, sino de crear un flujo de color desde la captura hasta la impresión, directamente en manos del fotógrafo.
La mayoría de las personas invierte en software y hardware, y cree que al comprar una cámara profesional con las mejores características, obtendrá mejores resultados. Cuando ve que los resultados no son favorables, comienza a cuestionarse por qué ocurrió eso si cuenta con una cámara con alto número de megapixeles. Hay que tener presente que las cámaras profesionales no convierten a la gente en profesional. Una persona que se dedica a la fotografía, de acuerdo con sus necesidades, elige la cámara que cumple con las funciones que le permiten sacar el máximo jugo posible.

Puntos a considerar en la calibración de la cámara

Un punto importante es que no todas las cámaras digitales se pueden calibrar. El costo de la cámara también es un factor fundamental, ya que en el mercado hay cámaras de 12 megapixeles a un precio accesible, pero que no permiten tener un control de color dentro de ellas.
Hoy en día, es fundamental que nuestra cámara digital capture en un formato llamado RAW, que es un número binario de la conversión de la luz (que es análoga) a números (digital). El formato Raw consiste en “una captura en crudo”, es decir, lo que captura el sensor no está manipulado, numéricamente hablando, así que se puede tener acceso directo a ese archivo para realizar el proceso de revelado, ya no químico sino electrónico, utilizando un software especializado.
Para trabajar algún programa de captura para Raw, hay que tener un conocimiento profundo sobre qué se está moviendo y por qué se hace. Hay muchos programas para Raw, la elección depende del nivel de profesionalismo del usuario, su poder adquisitivo y los resultados que pretende obtener. Algunos programas son: Cámara Raw, integrado en PhotoShop y el más barato; Aperture, de Apple; Raw Converter, que se puede bajar de Internet; Capture One Pro, uno de los programas profesionales más recomendables. También existen programas que tienen algoritmos de interpretación, que extraen la información de los archivos en Raw.
La diferencia principal entre los programas para Raw es la manera en que procesan la información. Esta diferencia se basa en la relación señal-ruido. Los algoritmos de interpolación, para obtener este tipo de información, necesitan establecer mejor los rangos señal vs ruido, y lograr separar el ruido digital. Entre más barata es la cámara, más ruidos se generan, y a la inversa.
El ruido digital es parecido a la sensación de grano en la fotografía digital (ANALOGA), en la que una superficie más grande captura la luz de manera más rápida, mientras que un grano fino de mayor definición tarda más en recibir la luz. Lo mismo sucede en lo digital, cuando se cambia la sensibilidad a la cámara, captura la luz y le introduce amplificadores de señal digitales para levantar la señal. Si la cámara es barata, los sensores son más chicos, los pixeles de captura son más pequeños, capturan menos fotones y, por lo tanto, los programas de captura tienen que hacer una mayor interpretación y amplificar la señal digitalmente. Esto se convierte en un factor de ruido.
Otro aspecto son los respaldos digitales, sensores de gran tamaño montados sobre cámaras de formato medio o cámaras de 4x5. Su precio oscila entre 22 mil y 45 mil dólares, y tienen la característica de superar por mucho la calidad de la película en que se coloca. Los respaldos digitales tienen pixeles grandes que capturan la luz de manera más eficiente. Carecen de ruido porque se amplifica muy poco la señal, así que permiten realizar exposiciones hasta de una o dos horas sin que se introduzca este factor.


Incrustar un perfil ICC en la cámara o generar un perfil desde ella, ¿se puede?

Es importante mencionar que los perfiles no se pueden generar desde ninguna cámara. En las cámaras menos profesionales los fabricantes incluyen algún tipo de software, que manipulan el color al decidir sobre los cambios cromáticos para enviarle a la cámara una interpretación de lo que se está capturando. Por lo tanto, se necesita una cámara en la que el fabricante “no meta mano”.
Para crear un perfil se deben fotografiar los llamados patches, que consisten en una cartulina con pequeños parches de colores donde se conoce la respuesta espectral de cada uno de los parchecitos. Cuando se toma una fotografía, el programa para crear perfiles mide cada uno de los parches y lo señala como un rojo. El software también mide lo que obtuvo en la cámara digital y marca que el parche rojo en realidad tiene cierta medición, es decir, hay una diferencia entre lo que capturó la cámara digital y lo que realmente mide. Se realiza el mismo proceso con cada cuadro, el programa analiza cada uno, señala el comportamiento espectral de la cámara y corrige lo que debe ser el verdadero comportamiento, es decir, los perfiles se comportan como traductores de lo que captura la cámara a lo que debe ser, se encargan de corregir el desvío de color que tienen las cámaras digitales para lograr que lo que estamos viendo es lo que se está capturando.
La pregunta ahora es: ¿Dónde se incrusta el perfil? No se puede colocar un perfil en una cámara digital, se incrusta en los programas de captura de Raw.
Uno mismo crea el perfil a través de una tabla de compensación para obtener el tono de color deseado. Una vez que se crea un perfil en el programa, ya existe un perfil ICC para esa cámara.
El proceso entonces es el siguiente: se captura la fotografía en formato Raw y en el programa donde se abrirá la imagen se da la indicación que pase la imagen a través del perfil que previamente generamos. Automáticamente se compensan todos los colores y obtenemos resultados favorables.
En la captura de la imagen se deben realizar dos aspectos fundamentales:
Elegir el espacio de color correcto en nuestra cámara. La mayoría de las cámaras captura en “sRGB”, que es una captura pequeña; por lo tanto, hay que cambiarlo a “Adobe RGB” que es más amplio.
Hacer correctamente nuestra exposición, pues en ocasiones confiamos que podemos corregir las imágenes en la computadora, pero en el momento de aclarar una imagen automáticamente se eleva el ruido.

Soluciones en la calibración de color

Para crear perfiles es necesario invertir. Diversas empresas cuentan con diferentes soluciones para la creación de perfiles en la cámara como Xrite, que cuenta con tarjetas para calibración y softwares. Otra opción es Sekonic, que vende exposímetros digitales con software integrado y tarjetas que van de blanco a negro con diferentes grises intermedios. Las tarjetas se van fotografiando y en seguida encontramos la respuesta del sensor de nuestra cámara.
Es fundamental tener software de calibración para impresora, para monitor y para cámara digital. Generalmente lo venden por paquete, el más básico es un colorímetro que calibra el monitor, que es el corazón en el proceso de calibración y perfilación. El monitor debe estar calibrado, perfilado y con su perfil ICC. De lo contrario, no funciona.

viernes, 8 de enero de 2010

NUEVAS CAMARAS DE OLYMPUS



Para aquellos que están buscando adquirir un cámara fotográfica, Olympus Imaging de México ofrece las siguientes opciones:

Sin duda, la cámara EP-1 es un gadget sumamente original debido a que se trata de la cámara con sistema de lentes intercambiables más pequeña del mundo que combina las imágenes fijas de alta calidad de una cámara réflex digital (DSLR), con video de alta definición (HD), grabación audio estéreo Linear PCM e In-Camera Creativity en un diseño ultra compacto.
Con un look retro chic, la EP-1 cuenta con procesador de imágenes de 12.3 MP, Estabilización de Imágenes Integrada, Imagen Autofocus veloz, el Sistema de Reducción de Polvo de Olympus y el nuevo Procesador de Imágenes TruePic™ V. La cámara tiene la capacidad de grabación Linear PCM de 16 bits/44.1kHz sin comprimir, para grabar una gran calidad de sonido de su escena. Tiene la versatilidad de grabar y reproducir en formato WAV y puede grabar con su micrófono estéreo integrado.
El precio de la cámara EP-1 se encuentra en un rango de entre $15,999.00 y $18,999.00 pesos.



Stylus Tough 8000
Olympus ofrece la cámara más resistente del mercado, la Stylus Tough 8000, por ser a prueba de golpes, de agua, de congelación de polvo y de sacudidas. Ahora, cuando la Stylus Tough 8000 se usa en severas condiciones o bajo el agua, se mantiene estable y lista para capturar imágenes nítidas en cualquier condición.
La cámara Stylus Tough 8000 funciona bajo el agua de la misma forma que lo hace en la superficie por ser ligera, con exterior de aluminio y acero inoxidable combinados con sellos y arillos de goma (O-rings) en su interior para sellarlas herméticamente de elementos dañinos. Tiene 12 MP para imágenes en alta resolución, soporta caídas de 2 m, toma fotos a 10 m bajo el agua, aguanta la presión de 100 kilos e incluye un manómetro para saber a cuanta profundidad se han tomado las imágenes. Además, cuenta con cuatro modos para escenas bajo el agua y se pueden capturar películas obteniendo colores más vívidos.
La cámara Stylus Tough 8000 se encuentra en un rango de precio de entre $7,699.00 y $8,999.00 pesos.


SP-590 UZ
Porque los recuerdos no son suficientes, Olympus ofrece la cámara SP-590 UZ, idónea para los que gustan guardar cada detalle gracias a su zoom óptico gran-angular de 26x (f2,8-f5,0 equivalente a 26-676mm) siendo el más largo y poderoso. Este lente enfoca un acercamiento total para tomas de cerca y aleja la toma completamente para obtener imágenes panorámicas. Además de sus 12 MP, Incluye la novedosa herramienta Beauty Mode (Modo Embellecedor) para componer y crear bellos retratos, asegurando imágenes nítidas y brillantes.
La SP-590 UZ es capaz de capturar imágenes a 13.5 marcos por segundo (con un tamaño de imagen reducido de 3 pixeles). La inclusión de la tecnología de Pre-captura, que trabaja junto con la Fotografía Secuencial de Alta Velocidad, permite a los usuarios capturar la acción antes y después de presionar totalmente el botón del obturador, garantizando que no se perderá nada de la acción incluso si el tiempo de reacción del usuario es lento.
La cámara SP-590 UZ se encuentra en un rango de precio de entre $8,799.00 y $9,999.00 pesos.


Espero Opiniones de estas nuevas cámaras de Olympus.

jueves, 7 de enero de 2010

FOTOGRAFIA HDR, color al límite

Gracias a su impacto visual, las imágenes HDR son una técnica viable para aplicaciones publicitarias y editoriales, sobre todo cuando se trata de paisajes o lugares turísticos.



La fotografía digital no deja de perfeccionarse y de volverse más compleja con el surgimiento de nuevas técnicas. Entre ellas, se encuentra la de Renderizado de Alto Rango Dinámico o HDR (por sus siglas en inglés), mediante la cual se consigue mejorar defectos de luz en una imagen, a la vez que se crea un efecto inusitado.

principio Básico
El efecto HDR es una tecnología de reciente aparición, aunque tiene sus antecedentes en el mundo análogo de la fotografía con Charles Wyckoff, quien en la década de los 30 elaboró una película fotográfica con tres capas y colocó en cada una distintas sensibilidades, con la intención de obtener una imagen mejor balanceada.
Precisamente, la técnica HDR tiene como objetivo esencial la corrección de un defecto inherente a las cámaras fotográficas, relacionado con la captura de diferentes intensidades de luz en una sola imagen.
Su función consiste en iluminar correctamente todas las zonas de la fotografía tal como lo hace el ojo humano, que se va adaptando a la imagen observada de forma continua hasta lograr que la luminosidad se encuentre dispersa en toda la imagen.

Cómo se logra
Para convertir una fotografía en HDR, primero se requiere sacar varias tomas de una misma escena con distintos rangos de exposición, es decir, fotos subexpuestas, con exposición normal y sobre expuestas.
Posteriormente, se emplean programas especializados donde se combinan las fotografías y se recurre al Tone Mapping o Mapeo de Tonos, encargado de ajustar los colores y buscar el nivel óptimo para los detalles.

Y el resultado es...
El resultado que se obtiene es un resalte (renderizado) de todos los colores de la imagen. De esta manera, las diferentes zonas quedan perfectamente expuestas, aunque tengan niveles de luminosidad distintos y contrastados. Una vez obtenida, la imagen se exporta al formato que más convenga.
Es curioso resaltar que paradójicamente la función HDR crea efectos poco reales, cuando en un inicio fue desarrollada para dar naturalidad a la luz de las fotos. Sin embargo, el “hiperrealismo” conseguido es lo que resulta interesante y atractivo.
Actualmente, el HDR es utilizado no sólo para crear imágenes mejor balanceadas, sino como un medio creativo de retoque de imágenes en donde, a gusto del fotógrafo, las imágenes adquieren nuevos colores.

Qué imagen puede convertirse en HDR
Todo tipo de imagen digital puede ser transformada en una versión HDR, la cual permite diversos formatos, como PFS, TIFF, JPEG, EXR y RADIANCE RGBE, que es el más utilizado. No obstante, es recomendable el formato RAW, ya que almacena mucha mayor información y al momento de procesar la foto, ésta mantiene los detalles.

Qué se necesita para hacer fotos HDR
Cualquier cámara digital es capaz de generar las fotografías necesarias para la edición digital HDR, aunque las cámaras digitales tipo réflex proveen mayores ajustes, como el sistema de “auto exposure bracketing”, que permite realizar tres tomas o más de forma secuencial y automática, con distintos parámetros de exposición. Es indispensable tener suficiente espacio en el disco duro, ya que las fotografías HDR sin compresión pueden pesar alrededor de 50 Mb cada una.

Recomendaciones técnicas
Al momento de tomar las fotos, se aconseja usar tripié para que no existan variaciones de encuadre en cada una. El obturador remoto es un recurso más que evita que la cámara se mueva al pulsar el botón de disparo.
Es recomendable utilizar ISO’s bajos para no generar niveles de ruido en las fotos resultantes, y mantener la apertura fija para que la profundidad de campo no se vea afectada.

Plus en las aplicaciones
Las imágenes de rango dinámico elevado comparten las mismas aplicaciones que las fotografías tradicionales. Sin embargo, logran captar más la atención pues inmediatamente despiertan un aire de sospecha de que han sido modificadas.
Gracias a esos retoques, las fotografías HDR pueden convertirse en un recurso original y novedoso para aplicaciones en gran formato.

Al imprimirlas...
Dados los contrastes y la gama de colores que caracterizan a estas fotos, es elemental que en los sistemas de impresión se utilice el perfil de color adecuado, con la finalidad de mostrar correctamente todo el nuevo rango de tonalidades creado.

Técnica controversial
La aceptación de la técnica HDR se encuentra dividida, principalmente entre los fotógrafos tradicionales, que muy pocas veces modifican sus fotografías, y los adeptos a la post-producción digital.
Tal parece que el HDR se está apartando de sus orígenes para emplearse en la creación de imágenes poco reales, que visualmente son llamativas y alcanzan cada vez más admiradores.

Y si no existiera lo digital...
Si analizamos hasta qué punto el software puede influir en el retoque de una fotografía, estaremos de acuerdo en que si bien las cámaras no son capaces de arreglar defectos originados por ellas mismas, los programas digitales son el auxiliar idóneo para generar imágenes HDR, además de otros efectos.
Esto significa que hasta el momento no es posible realizar retoque HDR sin intervención digital… bueno, puede ser al estilo Wyckoff pero es difícil que alguien lo haga hoy en día.

Fotos de: Andrés González, Justin Griswold, M. Lewis, Luis de Jesús, John Mueller.
Fuentes de información:
Oscar Rojas Casanova, www.sajornet.com
Ben Olivares, www.benolivares.com

miércoles, 6 de enero de 2010

Lentes Digitales



ENFOQUES CREATIVOS

Desde que los lentes se diseñan por computadora, se realizan análisis y se integran elementos en los cristales como la fluorita, estos dispositivos hacen posible obtener fotografías con alto nivel de resolución y creatividad.

Sin duda alguna, el lente es un componente fundamental en las cámaras fotográficas, ya que, al igual que el cristalino en el ojo humano, se encarga de enfocar con precisión objetos ubicados a distancias diferentes y, por lo tanto, de definir la calidad de la imagen.
Aunque siempre había existido la posibilidad de fabricar lentes cada vez con mejor calidad, en el momento que se cambia el concepto de análogo a digital surge la cuestión de resolver la máxima nitidez de estos dispositivos. Es así como los micrositios, de los cuales están hechos los sensores, se han vuelto más pequeños y también encontramos en el mercado tabletas especializadas que, por medio de líneas que se juntan o se separan, permiten determinar la capacidad de resolución de un lente. Dos de los grandes fabricantes de lentes, Schneider y Rodemstock, ya trabajan con una capacidad de resolución óptima de cinco nanómetros. Paulatinamente, las especificaciones de los lentes han ido modificándose con el propósito de obtener mayor nitidez en los micrositios, dependiendo desde luego del tipo de sensor.

Qué lente elegir
Primero debemos ver si nuestra cámara permite la utilización de lentes intercambiables, ya que algunas por su construcción tienen el lente pegado. Si admite el intercambio de lentes, entonces tenemos ante nosotros la oportunidad de expandir nuestra creatividad con el empleo de lentes adicionales, como Angulares o Telefotos.
El siguiente paso es conocer algunos aspectos elementales para la adquisición de un lente. Enrique Arechavala Silva, fotógrafo digital profesional, señala que lo esencial es elegir un lente diseñado para sensores digitales y, de acuerdo con lo que necesitemos, invertir en el mejor o más fino que podamos conseguir. ¿La razón? Generalmente, los mejores lentes del mercado son apocromáticos y los podemos encontrar bajo nombres distintos o con un diseño particular, según la marca. Estos lentes están diseñados para lograr que todos los rayos de luz lleguen al mismo punto del plano focal, logrando la máxima neutralidad posible y sin contribuir a un cambio de color en la imagen.
Por otro lado, en ocasiones nos preguntamos por qué dos lentes aparentemente iguales difieren en el precio. Esto se debe a que internamente los lentes más caros tienen atributos premium, como aperturas muy grandes (f2, f1,4), mientras que los más económicos cuentan con aperturas más pequeñas (f3,5, f4). Los lentes con aperturas grandes son costosos porque al tener un paso más de luz se vuelven rápidos. En cambio, los otros son más lentos, ya que no se puede abrir tanto el diafragma. Otras diferencias radican en el peso y en la construcción misma de la pieza, pues los lentes premium son más metálicos y están diseñados para un mayor uso. También hay que tomar en cuenta la cobertura de extremo a extremo, ya que los lentes baratos solamente son nítidos al centro, mientras que los lentes apocromáticos proporcionan nitidez desde el centro hasta las orillas.
Un factor más a considerar es el recurso del foco selectivo para desenfocar ciertos detalles de la profundidad de campo. Mientras más se abra el diafragma, la selección se realiza de manera más natural y se puede lograr que las partes borrosas se vean agradables. Asimismo, es interesante observar la construcción del propio diafragma, que generalmente se dibuja en forma de hexágono y entre más láminas tenga alrededor, se torna circular. Cuando hay pocas láminas, los desenfoques son más abruptos; si la cantidad de láminas es mucho mayor, los desenfoques son más transicionales y suaves. Por ende, los lentes más económicos tienen menos laminillas y los desenfoques son más bruscos.
Por otra parte, es relevante ver la tecnología que los distintos fabricantes van desarrollando, ya que cada uno agrega elementos que mejoran el aspecto óptico de la fotografía. Canon, por ejemplo, desarrolló la integración del elemento fluorita (FL), con el propósito de tener un mejor control de la refracción de la luz y conseguir mayor nitidez.

Lo primordial es que los consumidores consideren estas características como una buena inversión y que el valor real de un lente premium está en todo lo que puede ofrecer.

Distancia focal fija vs variable
Existen dos clases de lentes: los prime lens o con una sola distancia focal, y los lentes varifocales o con zoom. En los primeros, el hecho de tener una distancia focal fija ocasiona que la refracción interna se lleve a cabo de manera óptima, mientras que en los segundos se pierde un poco de definición al tener que mover todos los elementos internos para obtener los ángulos de visión requeridos.
La oferta se ha enfocado más hacia los lentes zoom, debido a la comodidad y practicidad que representa tener un solo lente, sin necesidad de estar cambiando constantemente de objetivos. Con los lentes de distancia focal fija se consigue la máxima calidad de resolución; sin embargo, si se adquiere un lente zoom de buena calidad, se pueden obtener buenos resultados.

Un lente para cada ocasión
Cada lente está hecho de tal manera que la imagen se vea bien y con la nitidez suficiente; y dependiendo de la ubicación del componente con respecto al plano focal, el objeto se verá con un tamaño específico. De acuerdo con esa distancia focal, medida en milímetros, existen distintos tipos de lentes u objetivos, los cuales abarcan rangos específicos (pueden variar, según la fuente de información): Gran Angulares - 18 a 24 mm; Angulares - 24 a 35 mm; Normales - 35 a 80 mm; Telefotos cortos - 80 a 150 mm; Telefotos largos - 150 mm en adelante; y Zooms - 28 a 120 mm.
Cada objetivo tiene una utilidad determinada para lograr efectos y resultados diversos:

Angulares. Consiguen que los objetos se hagan más pequeños y el campo visual más amplio, permitiendo ajustar todo dentro del cuadro. Suelen distorsionar la imagen haciendo curvas las líneas rectas. Ideales para tomas de grupos, inmuebles, paisajes y grandes áreas visuales, así como caricaturas.

Normales.
Se acercan a la visión normal del ojo humano. Han caído un poco en desuso, debido a que las cámaras son vendidas con un lente zoom integrado; pero bien utilizado se logran resultados favorables. Son aptos para representar escenas sin carga dramática, cuentan con una profundidad de campo moderada y suelen conservar la perspectiva original. Son objetivos con gran luminosidad.

Telefotos.
Acercan objetos situados a grandes distancias y aumentan el tamaño de las imágenes respecto al objeto real. Se usan para eventos deportivos e imágenes de la naturaleza y la vida salvaje. Asimismo, cuando utilizamos un lente normal para un retrato, la imagen se distorsiona, la nariz sale alargada, y los ojos y la oreja se deforman; por tal motivo, son recomendables los telefotos cortos para fotografiar un rostro que se vea lo más natural posible.


Zooms.
Con el lente zoom se consiguen imágenes más planas, así que podemos hacer que un edificio, por ejemplo, se vea más próximo a una persona cuando en la realidad están más alejados. Su versatilidad permite tomar desde fotos familiares hasta paisajes extensos.

Hay otros lentes útiles para complementar nuestro poder creativo:

Macrolentes. Diseñados para enfocar objetos a una distancia corta. Vienen optimizados internamente para tener máxima resolución hasta las esquinas y generalmente se usan para fotografiar ojos de insectos, flores o cuestiones planas como timbres postales.

Ojos de pescado.
Son lentes angulares empleados para crear panorámicas de 360 grados. Últimamente se usan para hacer cuestiones envolventes como recorridos visuales en sitios web. Su Proporcionan una profundidad de campo extensa y las imágenes se ven curvas como si estuvieran reflejadas en una esfera.

Tilt & Shift. Actualmente de moda, permiten desplazar el eje óptico hacia arriba y abajo para corregir y controlar la perspectiva de la cámara; así como hacer giros para mejorar la profundidad de campo con diafragma abierto, evitando suavizar el foco. Se utilizan para cuestiones de arquitectura.


martes, 5 de enero de 2010

El cuidado del equipo


Recomendaciones en la Fotografía Digital.


La fotografía es un elemento clave para la publicidad y para la industria de la comunicación visual; una vez que se han revisado conceptos como resolución, calidad, evaluación de ciertos equipos digitales y los comentarios de profesionales, se plantea la necesidad de ofrecerle al lector una serie de recomendaciones en cuanto al manejo de equipos y la forma de lograr alta calidad en el resultado final.
Ben Lagunas, fotógrafo con más de 20 años de experiencia y reconocido por nacional e internacionalmente por su trabajo en publicidad ofrece sus recomendaciones, en este mes, acerca del cuidado del equipo digital.



Pasos para cuidar la cámara digital
1. El manual. El mejor cuidado de la cámara digital se basará, en un principio, en la lectura del manual de usuario, ya que al seguir los pasos que nos indica dicho manual se asegura un tiempo largo de vida útil de la cámara.
2. Almacenamiento. Guarda la cámara digital en un lugar fresco y seco lejos de ventanas y sedimentos de polvo.
3. Reparaciones. Nunca abras la cubierta de la cámara ni intentes repararla por ti mismo.
Tocar el interior de la cámara digital puede provocar choques eléctricos. Si realizas un mal manejo de la cámara contacta al proveedor de la marca a su centro de servicio para reparaciones.
4. Seguridad y transporte. Mantén todos los componentes juntos en un estuche seguro, acolchado y una buena correa que facilite su transporte.
5. Manejo seguro. Usa siempre tapas para lentes cuando no la estés usando.
6. Limpieza. Porta siempre accesorios de limpieza para tu cámara digital y lentes.
La limpieza de la cámara no sólo la conserva como nueva y limpia, sino también mejora más la calidad de las imágenes. Es importante tener siempre limpias las lentes, ya que las partículas de polvo y humedad pueden aparecer como puntos en las fotos.

Limpieza del equipo
Realiza los siguientes pasos para limpiar tu cámara digital:
1. Limpia la superficie completa de la cámara usando un paño limpio, seco y suave.
2. Usa aire comprimido sobre las lentes y con mucho cuidado la pantalla LCD para eliminar el polvo.
3. Compra kits de limpieza para cámaras que incluya siempre aire comprimido y un paño suave.
4. Mantén siempre limpio el sensor réflex digital, jamás toques la superficie del sensor con un paño o derivados. ¿Por qué? porque la superficie de la pañuelo ó paño lo pueden dañar, bien rayándolo o fijándose partículas de polvo.
5. Usa un bote de aire comprimido a una distancia prudente de 2 a 3 veces.



Fuente: Ben Lagunas (www.blakworld.com/). Actualmente su trabajo publicitario ha sido seleccionado por los críticos y escritores británicos más importantes como David Daye, Alex Lang, Jane Wood, Roger Hicks & Frances Schultz para aparecer su trabajo en las publicaciones mundiales: Portraits, Nudes, Still Life, Night Shots, Intimate Shots, Fashion Shots, Erotica, New Products Shots, Beauty Shots, Black & White Shots and Provocative Shots, Special Effects Photography de las series Pro lighting; y la Encyclopedia of Photographic Techniques for QUARTO Publishing y dos libros más en edición; recientemente aparece su trabajo en la publicación por Kodak de ¡Grandes Fotografos Publicitarios en México 1 y 2 !, reuniendo a los mejores 60 fotógrafos de este país, recientemente le fue entregado el máximo reconocimiento en México en fotografía, 2 diosas de la luz al mejor fotógrafo del año en Moda y digital Publicitaria.